Páginas

3 de febrero de 2013

#YoTambienEscriboInclinado Gesto solidario con Ángel Santiesteban Prats

Quiero agradecer a quien intercedió ante el alcalde la ciudad donde nacieron mis padres, Lérida, España, pidiendo por mí.
Elisa, me has emocionado profundamente.

Ángel Santiesteban-Prats
Escritor cubano.   




-------------------------------------------------------------------- 
Fecha: 29 de enero de 2013 18:30
Asunto: Ruego urgente por un leridano
Para: alcalde@paeria.es




 Estimado alcalde de LLeida, don Angel Ros Domingo

le escribo a usted para rogarle por un pródigo hijo de Catalunya y de Lleida concretamente.
Se trata del  reconocídísmo escritor cubano, hijo de nobles leridanos, Ángel Santiesteban Prats, quien ha sido galardonando con importantísmos premios literarios -cubanos e internacionales- pero el régimen castrista se ha ensañado con él por no ser afin al mismo y haber osado expresar sus ideas en un blog llamado Los hijos que nadie quiso http://loshijosquenadiequiso. blogspot.com.ar/ .






Ángel Santiesteban nació en  La Habana  en 1966. Graduado de Dirección de Cine, reside en La Habana, Cuba. En 1989 ganó mención en el concurso Juan Rulfo, que convoca Radio Francia Internacional, y el relato fue publicado en Le Monde Diplomatique, Letras Cubanas y la revista El cuento de México. En 1995, envía al premio nacional del gremio de escritores (UNEAC), ganándolo en esa oportunidad; pero por su visión humana (o inhumana) hacia la realidad de la guerra en Angola, donde participaron los cubanos por espacio de 15 años, fue retenida su publicación. El libro: Sueño de un día de verano, fue publicado en 1998. En 1999 ganó el premio César Galeano, que convoca el Centro Literario Onelio Jorge Cardoso. Y en el 2001, el Premio Alejo Carpentier que organiza el Instituto Cubano del Libro con el conjunto de relatos: Los hijos que nadie quiso. En el 2006, gana el premio Casa de las Américas en el género de cuento con el libro: Dichosos los que lloran. Ha publicado en México, España, Puerto Rico, Suiza, China, Inglaterra, República Dominicana, Francia, EE UU, Colombia, Portugal, Martinica, Italia, Canadá, entre otros países.

Mi ruego no tiene carácter político, es una apelación humanitaria suplicando que quien maneja los destinos de Lleida, interceda por uno de sus hijos que se encuentra en situación desesperada a solo una semana de ser encarcelado cinco años, tras un juicio que ha sido una farsa, con testigos comprados y con cargos inventados, con el solo fin de silenciar una voz que molesta a un gobierno despótico y que ya tiene encarcelados 90 presos políticos y que el año pasado superó su propio record ejecutando más de 6000 detenciones arbitrarias, muchas de ellas violentamente.

El único "delito" que cometió Ángel fue pensar y expresarse.
En internet puede seguir todo su bochornoso caso.

http://www.cubaencuentro.com/ cuba/noticias/escritor-cubano- condenado-a-cinco-anos-de- prision-282080
http://www.cubaencuentro.com/ entrevistas/articulos/el- estado-se-esfuerza-por-ahogar- las-voces-267076
 


Francia no es ajena a esta gran injusticia y en sus medios hay numerosas manifestaciones de repudio y de preocupación por Ángel.

http://www.franceculture.fr/ emission-revue-de-presse- culturelle-d-antoine-guillot- flux-et-reflux-de-la-censure- 2013-01-18

 


No quiero saturarlo y aburrirlo aquí con más links que puede buscar usted mismo.


Creo que tratándose de un joven catalán, de padres leridanos, que es un orgullo para las letras universales a las que representa con sus apellidos catalanes, merece que sus "padres", su gran familia leridana, se interesen por él y hagan todas las gestiones posibles por evitar que en seis días ingrese a una cárcel cubana.

No se trata de derechas o de izquierdas; se trata de una persecución despiadada contra un intelectual indefenso cuya única "arma" es su pluma -excelente por cierto- frente a un terrorífico aparato de estado opresor.

Desde Argentina, esperando que la nación catalana a la que tanto aprecio y admiro tras haber vivido en ella catorce años, no deje solo a Ángel.
Lo saluda afectusamente confiada en que hará lo posible,
Elisa Tabakman