Páginas

5 de abril de 2013

Diario en la cárcel X. A Los 5 (sibaritas) no les gusta el pollo


Dieta alimenticia


Los presos que me acompañan en esta barraca aseguran que leyeron en el periódico Granma que los 5 espías condenados en E.U, se quejaron porque sus carceleros les habían ofrecido pollo en dos ocasiones. Es decir, protestaban porque les repitieron el menú.

Cuando estaba libre, siempre que recibía estos comentarios que me parecían absurdos, de inmediato buscaba la forma de encontrar alguien que me prestara internet para verificarlo. Ahora, en las condiciones en que sobrevivo en esta prisión es imposible verificar nada.

Lo cierto es que me causa risa la forma con que los presos que me acompañan me hacen llegar la noticia. La he escuchado en varias ocasiones y siempre tengo que reírme: esa repetición de pollo de la que se quejan los espías sería motivo de fiesta para los reclusos en este penal.

Algunos viernes, como día festivo, entregan un cuarto del cuarto de pollo que normalmente se reconoce como tal. Ese día se llena el comedor. El resto de los días es preferible hacer huelga de hambre. Yo mismo, por ejemplo, llevo cinco días sin ir al comedor. Prefiero sobrevivir con las galletas y el pan tostado que me hace llegar mi familia y que conservo como un tesoro dentro de un saco.

También he leído declaraciones de Ángel Carromero, el político español que conducía el carro en el que perdimos a Oswaldo Paya y Harol Cepero. Dice que sus seis meses de encarcelamiento en Cuba le han bastado para dejarlo traumatizado y necesitar ayuda médica.

Habría que recordar que Carromero estaba recluido en una cárcel especial para extranjeros, que contaba además con la supervisión de la embajada y el tratamiento obvio de la policía política para “endulzarlo”, de modo que la versión real de lo sucedido ese funesto día no saliera a la luz.

Habría que preguntarse, independientemente de que cualquier cárcel, donde quiera que esta se encuentre, es siempre difícil de enfrentar y soportar, ¿qué dejaremos para los que están hacinados en cárceles infrahumanas, con alimentación casi inexistente y con el peso adicional de saberse mal procesados por la justicia?

Nada, que tanto los 5 espías como Carromero desconocen lo que es en verdad una cárcel







Ángel Santiesteban-Prats

Prisión La Lima. Abril de 2013