Páginas

18 de marzo de 2013

Diario en la cárcel III: Mi inocencia probada

Es inconcebible que 4 años después tenga que demostrar mi inocencia. No solo me bastó con decirlo, si no que presenté pruebas de ello, entre las cuales está el video que desenmascara toda la diabólica venganza en mi contra, con la invención de un testigo falso. 
 
Si la Fiscalía y los demandantes presentan este falso testigo, y es descubierta su trama, viéndose obligados a desmantelar su estrategia que iba por 54 años de cárcel,


¿Qué más tengo que decir para demostrar mi inocencia?
¿Acaso no bastan las extensas irregularidades en mi contra?
¿Dónde están las pruebas en mi contra, salvo la manipulada denunciante y la Teniente Coronel qué dice que mi letra inclinada indica que soy culpable?
¿Tampoco es suficiente que me hayan puesto una sanción ilegal?
¿Por qué llevo dos años presentando pruebas y testigos de que soy inocente?
¿Por qué no le piden al Gobierno cubano que presente una sola pruea que no sea la burda burla de mi letra inclinada?
¿A alguien se le ha ocurrido pensar que hubiese ocurrido si mis amigos no hubiesen filmado al testigo? ¿Cuál sería mi condición ahora con una persona diciendo que me vio en el lugar de los hechos?


Me asusta que no sea suficiente desarticular a un testigo falso y que alguien aún comente que en mi última declaración no volvía a reafirmar mi inocencia.

 
Me da vergüenza decir en cada momento: soy inocente. 

 
¿Por qué me piden que lo demuestre y  le hacen el juego a la Seguridad del Estado?
¿Por qué todos los cubanos somos culpables hasta demostrar lo contrario? 

 
No basta haber demostrado con creces mi inocencia.


Los Investigadores y toda la contrainteligencia no pudieron probar mi culpabilidad ni siquiera con sus mentiras.


Para presentar mi inocencia no tengo solo mis palabras. Hay evidencias claras:


  • Tres años y medio de espera y formación de un expediente. En Cuba, esos casos son sancionados en pocos meses a partir del momento en que se abre el expediente investigativo.
  • Quizás lo más contundente es el video del testigo falso. Después de ello, ¿qué más tengo que presentar?
  • Fueron cinco los testigos que probaban la infamia en mi contra, y sus declaraciones sobre mi inocencia fueron rechazadas injustamente con otra absurda mentira. También está publicado en internet.
  • Me condenaron a una pena que no tiene que ver con la acusación.
  • Toda la defensa de mi abogado está en internet a la luz pública.
  • Convoco a todos los que estén interesados en saber la verdad a que lean esos documentos y no me pidan más que escriba que soy inocente.


Decirlo, es hacer lo mismo que el tribunal. Yo ya lo demostré y allí radica la injusticia en mí contra. 

 
No creo que existan personas honestas que, luego de leer los documentos de un lado y de otro y ver el video del testigo falso, se atrevan a comentar que no he vuelto a reafirmar mi inocencia. 

 
Espero que sea por falta de tiempo o vagancia de lectura y no una provocación.

Tampoco quise abandonar el país en las oportunidades ofrecidas, quise estar aquí, en esta cárcel, con mis pruebas, para enfrentar el Gobierno con sus injusticias y aquellos que se prestan y cumplen las órdenes, quedan ante la historia como soldados del régimen.

Apelo a sus conciencias, solo confío en ello. 
 



Ángel Santiesteban-Prats

Prisión La Lima. Marzo de 2013


Documentos de interés:

- Video con el testimonio del testigo falso Alexis Quintana Quindelán, quien confesó que mintió por orientaciones de Kenia Rodríguez, la cual le había prometido retribuirle con beneficios personales.