Páginas

21 de octubre de 2012

La “Fiscalía” me retira los cargos más graves


Después que el “Gobierno cubano” me hiciera padecer, por más de tres años, su flamante injusticia, hasta que, acusación tras acusación, la “Fiscalía” llegara a sumar 54 años de cárcel, y luego que decidiera no continuar sumando más cargos como los de “Atentando”, “Amenaza”, “Atropellar con el auto a un niño y darme a la fuga”, “Acoso”, entre otras más absurdas e inverosímiles como cualquiera de las mencionadas, y que, por vergüenza y buscando credibilidad, hicieran una conjunta de causas para una petición final de 15 años de privación de libertad en contra de mi persona; y en cuyo proceso el expediente fue peloteado del “Tribunal Provincial” a la Unidad policial de Picota para que se continuara investigando o inventando falsas pruebas, por considerar que no tenían la más mínima evidencia en mi contra, e, incluso, después que el “Tribunal” volviera a recibirlo y lo enviara a la “Fiscalía Provincial” por la misma razón, y éstos a su vez a la “Fiscalía General de la República” y luego al cuartel de la “Seguridad del Estado” en Villa Marista, según el pesquisaje de mi abogado en cada instancia que indagó; en días pasados, finalmente, el “Tribunal”, por enésima vez, devolvió el expediente a la “Fiscalía Provincial” para que continuaran edulcorando las acusaciones, que, como dijera mi abogado, “es una gran choricera sin pies ni cabeza que fueron mal armando a su antojo y capricho”, y ahora no les ha quedado más remedio que retirar la mayoría de las acusaciones, de hecho, las más graves: "Intento de homicidio", "Robo con fuerza", "Violación", "Amenaza", "Daños", entre otras, y solo mantuvieron dos acusaciones: "Violación de domicilio" y "Lesiones". Por supuesto, todo sin una sola prueba ni testigos, pero evidentemente les pareció demasiado exagerado quitarlas todas de una vez. 
Ahora el “Tribunal Provincial” debería advertir que si esas acusaciones fueron retiradas, ¿por qué mantener las otras siendo menores y sin evidencias ni testigos para sustentarlas? ¿Por qué unas sí y otras no? ¿Quién decidió cuáles acusaciones son ciertas o falsas si todas están basadas en alguien que acusa sin la más mínima prueba y que ha declarado que la Seguridad del Estado la ha manipulado?
¡¿Será pura casualidad que después de abrir este blog me convertí en el ciudadano delictivo más peligroso y temido de La Habana?! Según estos hechos parece que sí, que luego de montar su maquinaria policial en mi contra, donde escribieran en el mismo expediente, y que yo retratara, una nota donde advertía: “interés urgente del Ministro”, han tenido que desistir, al menos de las grandes acusaciones, aquellas que pasaban de diez años de cárcel.
No soy ingenuo; reconozco que no buscaban otra cosa que yo claudicara y cerrara mi blog, pero creo que comprendieron que mientras más injustos son conmigo, más fuerzas inyectan en mi voluntad. Y que si están preparando el terreno para una pequeña sanción ejemplarizante la rechazaré con el mismo ímpetu y determinación de siempre.
Cuando mi abogado me hizo saber la noticia pensó que daría saltos de alegría. Me mantuve impávido, porque, repetiré las palabras que le hice saber: “me ofende igual aquellos 54 años, que cinco pesos de multa. Para mí significa lo mismo. La ofensa es la misma. Es un atropello a la justicia”.
Parce que el “gobierno” ahora no sabe cómo salir del expediente sin demostrar que se equivocaron, que armaron un castillo en el aire, y, como todo lo que sube, baja por su mismo peso, mi caso amenaza con caerle sobre sus cabezas.
Sólo me resta esperar el destino de esa nave fraudulenta que, como bestia herida, da los últimos escozores y pataleos. La mía, la de La Justicia, va al puerto seguro: al de la LIBERTAD definitiva para el pueblo de CUBA.

Ángel Santiesteban-Prats


          

7 comentarios:

El Lapón Libre dijo...

!Suerte buen amigo! No creo que contigo se haga justicia con mayúsculas, pero, algo de... ?decencia?; sin dudas, empieza a cobrar cuerpo entre tanta mierda, pero no me preguntes: ?por quién doblan las campanas?" siempre serán por nosotros.

Armienne la Puta dijo...

Me alegra la noticia, Ángel, y espero que se desinfle la calumnia que pesa sobre ti.

PolO dijo...

Me alegro y espero que a Santiesteban
lo dejen escribir en paz.

Anónimo dijo...

oye pirate men,antes q sea tarde

Anónimo dijo...

Ánimo. Te escribo desde un sitio donde soy libre, pero te admiro por tu valor, porque haces algo que merece la pena. Ellos pasarán. Todo pasará, pero no tu dejas pasar tu vida en vano. Cuba y el mundo serán mejores gracias a personas como tu.

Chez Isabella dijo...

¡Bravo, Angel! Concuerdo contigo: hacerte pagar por un delito menor sin pruebas es igualmente un atropello a la justicia. Pero bien sabes que esa palabra para ellos no significa otra cosa que violación. De todos modos te felicito. Valió la pena todo el esfuerzo. Y como siempre, tu voz ayudó a esclarecer el embrollo que quisieron formar con tu persona. Un abrazo, hermano.

Anónimo dijo...

El bloqueo internacional eso es dictadura, LA POBREZA NO LA CAUSA EL SOCIALISMO , NO AL BLOQUEO .