Páginas

25 de febrero de 2012

Cuba: a 53 años de que el papel soporte todo lo que le escriban





El periódico más oficial, la voz del único partido político de Cuba, tiene el cinismo de publicar un artículo titulado: “El lado oscuro de la democracia”, del “periodista” y “profesor” universitario boliviano, “senador” nacional por el MAS, “exdirector” del Semanario “Aquí” y excandidato en el 2002 a la vicepresidencia de Bolivia junto con el cocalero Evo Morales, Antonio Peredo Leigue, donde comienza citando el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, en sus dos acepciones de la palabra “democracia”.
Luego, ignorando nuestra posición geográfica, porque al decir: “No voy a hablar de algún ejemplo de Nuestra América, donde todos se sienten con agudo sentido crítico para desmenuzar lo que ocurre en cada uno de nuestros países”, pierde el sentido social de lo que ocurre en Cuba. Por lo que inferimos que ignora olímpicamente a los cubanos que hace más de cincuenta años no tenemos el más mínimo de los derechos de (a propósito del diccionario) comentar, disentir, criticar o protestar, a cerca de lo que ocurre en nuestro país; por lo que el “periodista” muestra un total desconocimiento de las circunstancias en que vivimos los habitantes de esta Isla. Y si su intención fue incluirnos en el continente, nosotros, que por nuestra realidad no tenemos lugar en el hemisferio occidental, que cualquiera de los residentes en Cuba que brinde testimonio crítico al sistema, se hunde en la más extrema de las circunstancias absurdas superando, incluso, las ocurrencias kafkianas, sólo tenemos de vecinos, en ese planeta imaginario y marginal, a Corea del Norte y China. Por lo tanto, definitivamente, el señor periodista que publicó aquel artículo en el periódico Granma, no nos tomó en cuenta.
Pero todo esto, según el periodista, es para tomar de chivo expiatorio a la Unión Europea, de ahí la publicación en el libelo comunista, aunque demuestran que los censores del régimen no leyeron renglón por renglón, o quizás la actitud de ellos reafirme lo que sabemos hace mucho tiempo: que de tanta desventaja ante la opinión pública internacional, han perdido la vergüenza, y lo único que les interesa es intentar manipular al pueblo de Cuba, aunque no lo logren, porque el silencio de sus ciudadanos es la respuesta del miedo, y la oficialidad se conforme con ello.
Más adelante el columnista asegura: “La Declaración Universal de los Derechos Humanos establece, con claridad y puntualmente, el derecho a la vida y al trabajo digno de todas las personas en todos los países del mundo. En eso se basa la democracia. En unos países es más problemático que en otros el cumplimiento de esa declaración”.
Si el periodista escribiera este trabajo en Cuba, con seguridad no se lo hubieran publicado en ningún medio, pues es demasiado ambiguo, demasiado pegado a las exigencias de la disidencia cubana. Con certeza sufriría la censura y su posición ideológica sería cuestionada, dado que todos tienen la obligación de pensar uniformemente, aunque, al no lograrlo, la mayoría lo finja.
Por nosotros exigir lo mismo, nos tildan de traidores, espías, que estamos en contubernio con el enemigo que ellos eligen, que ellos fabrican. Con seguridad, tal periodista, con sus ideas, fuera parte de los perseguidos por la maquinaria inquisitiva del gobierno de los hermanos Castro.
Con gusto le explicaría a todos esos extranjeros que desvirtúan la realidad cubana; aunque aún me quedan la duda de que puedan ser tan inocentes, o que simplemente cobran con algún beneficio que les paga el régimen cubano, no siempre con dinero; los sobornos más comunes a los intelectuales y periodistas, llamados de “izquierda”, suelen ser las invitaciones a la Isla con todos los gastos pagados.
Ángel Santiesteban-Prats

3 comentarios:

jose collantes dijo...

Excelente artículo, señor Ángel Santiesteban, "ese" vendido periodista y profesor universitario es otro más del grupo de izquierda en América Latina que se cree cuantas babosadas les ha vendido el régimen castro-comunista instaurado por imposición en la Isla del Caribe llamada Cuba, lógico desde su posición muy acomodaticia puede hablar todas sus mentiras para que los incautos e ignorantes se las crean, algo muy típico en la América Latina. Todos son oportunistas de turno, García Márquez, y los imbéciles y que "intelectuales" que estuvieron 9 horas escuchando las incoherencias del senil del Fidel Castro. Para usted mi respeto por ser un hombre de ideas claras.

Sandra dijo...

Antonio Peredo está ligado al castrismo desde hace décadas. Sus hermanos se alzaron en armas junto al Ché Guevara en la fallida guerrilla de Ñancahuazú.
Miembros de su familia fueron altos funcionarios del gobierno de Evo Morales, uno de ellos, Carlos Núñez del Prado, implicado directamente en el caso de Rosza.

Puta Armienne dijo...

Tipos como éste son los izquierdistas oportunistas que viven el socialismo en el capitalismo.