Páginas

16 de octubre de 2011

Santiesteban, Padura, Milanés y la represión a los intelectuales en Cuba








Desde La Habana, Cuba, donde reside y es sometido a un sistemático acoso policiaco y judicial por parte del régimen de los militares isleños, debido a su apuesta por una escritura libre, sobre todo en su blog "Los hijos que nadie quiso", Ángel Santiesteban contestó, valientemente hay que decir, la siguiente entrevista a Armando de Armas para Marti Noticias.
El autor se enfrenta a acusaciones de violación de domicilio, lesiones, violación, robo con fuerza en las cosas y daños, manipulación de testigos y un juicio sin garantías procesales, ante la indiferencia o la complicidad de artistas e intelectuales que, últimamente, parecen sostener posturas críticas ante el régimen de la isla.

¿Cuál es el supuesto delito de que le acusa la Fiscalía?
Varios: “El Fiscal dice que de conformidad con lo establecido en el artículo 278 y 279 de la Ley de Procedimiento Penal y estimando completas las diligencias del EFP No.15-709/09, del Órgano de Instrucción de la PNR, seguido por un delito de VIOLACION DE DOMICILIO LESIONES, VIOLACION, ROBO CON FUERZA EN LAS COSAS, Y DAÑOS”.


Cuénteme usted acerca de la índole del testigo que se ha buscado la Fiscalía.
El supuesto “Testigo” es un vecino de mi ex, tiene evidente retraso mental. Múltiples condenas por Robo con fuerzas, Hurto, Estafa, entre otras, por lo que ha sido sancionado a varios años de cárcel en distintas oportunidades según consta en el expediente: dos hojas llenas de condenas continuas.

¿Cuáles son algunas de las manipulaciones más evidentes en el proceso en su contra?
En el video que se le grabó al “testigo”, enseña las ropas que le han regalado y comenta de otras que le han prometido, además de un reloj pulsera, e invitaciones a almorzar y baños en piscinas. Tengo pruebas de que, respecto a la primera versión del expediente que le fue entregado a mi ex abogada, y que yo fotocopié, y esta nueva versión, hay cambios en las declaraciones. No imaginaron que me quedé con copia de la primera entrega. Ahora han aumentado, corregido, tergiversado, etc, de la forma más cínica posible. En mi última entrevista el 4 de agosto pasado, delante de mi ex abogada, me tomaron una declaración que, antes de firmar, le pedí que rayara el espacio en blanco para que no aumentara. Pero así y todo, ahora se puede ver que, detrás del punto final, alguien puso una coma, que ni siquiera tuvo el cuidado de que cayera encima del punto, y agregó “que me negaba a aceptar el careo con las personas que aseguraran lo contrario a mi declaración”. Esa aparente sencilla línea da a entrever que tengo miedo, que no deseo encontrarme con los que dicen la “verdad”. En una oportunidad mi hijo le hizo una expresión a la Directora de su escuela para disminuir el afecto de ella hacia mí, por mi constante apego a la escuela, y cuando al rato yo, como todos los días, pasé por la escuela, ella lo puso delante de mí para que me repitiera lo que le había comentado. Y él nos dijo que la madre le había pedido que lo dijera. Entonces la Directora se ofreció para servirme de testigo. Pero luego fueron a verla para cuestionarle cómo era posible que ella defendiera a un contrarrevolucionario. Y ahora se niega a asistir a juicio. Pero son tantas las injusticias cometidas hacia mí, que pudiera llenarte varias cuartillas.

¿Quiere eso decir que su ahora ex abogada le traicionó, se prestó para la componenda?
No, la abogada hasta ahora me ha sido fiel, lo que pasa es que se asustó y tiene más de sesenta años, hasta creo que puede ser testigo mío si mi nuevo abogado lo cree así. El que falsifica el expediente es el Capitán Amauri, que, como ya expliqué, cuando se lo dio a mi abogada, hace más de un año, era otra cosa, por suerte le hice fotos, y también a la última versión. Tengo las dos y se ve que esta última ha sido cambiada. En la entrevista a la que me citaron, asistí con mi abogada y, delante de ella, hice mi declaración. Al final cuando tuve que firmarla, después de leer lo que había escrito el Capitán, le pedí que rayara el espacio en blanco. Luego firmé. Ahora, descaradamente, después del punto final (...) algo así como esto, agregó una oración donde digo, según lo agregado, que me niego a ir a careo con otras personas que piensen lo contrario a mí, es decir, que hago una declaración cobarde. Mira, si me ofrecen un careo con Fidel o Raúl lo acepto, no tengo miedo discutir ni con Dios cuando tengo la razón.

¿Considera que su caso es de interés personal del ministro del Interior, Furry Colomé Ibarra?
No sé cómo se les fue ese detalle. En una hoja del expediente dice, con letra cursiva, cuño y firma estampada: Este es priorizado y en letra escrita a máquina: Caso interés del Ministro, le sigue una firma y un cuño del MININT. El Ministro allí es Colomé Ibarra.

¿Estamos entonces ante el hecho de que usted se encuentra prácticamente indefenso ante un juicio sin garantías procesales de ningún tipo?
Eso parece obvio, están resueltos a castigarme por enfrentarlos, por tener una opinión crítica de sus gestiones como dirigentes del Estado. Aquí sabemos que la Policía (MININT), Fiscalía y el Tribunal son una misma cosa, son las herramientas del Estado para reprimir. En mi caso aún no lo han hecho precisamente por ser bastante conocido internacionalmente y por el apoyo que he recibido. Muchos que no tienen esa repercusión están presos sin que nadie los pueda defender porque son desconocidos. Un ejemplo de transgresión del código penal vigente dice que después que una causa es aceptada por el Tribunal, no puede devolverse a la policía, salvo que en el proceso oral, ocurra alguna variante y el Tribunal ordene investigarlo. Sin embargo, el Tribunal ha devuelto el expediente a la policía en dos ocasiones. Ellos saben que es una violación, pero ni ellos mismos respetan sus propias leyes.

¿Cree que su blog Los hijos que nadie quiso es la causa fundamental del ensañamiento del régimen militar cubano con su persona?
Todos mis dilemas han comenzado a partir que abrí el blog. Nunca tuve ningún problema con la justicia, salvo aquella injusta prisión por acompañar a mis hermanos a la costa cuando se iban del país, y un accidente de tránsito. Sin embargo, ahora soy violador, ladrón, abusador, un criminal de los peores que se puedan imaginar. Yo me avergüenzo de todas esas acusaciones. Aunque mi consciencia esté tranquila no puedo evitar ruborizarme. Todo comenzó a partir del blog. Me golpearon en plena calle después de amenazarme, y como no fue suficiente entonces emprendieron esta historia conmigo, pero que no han podido materializar, y que aún es un intento sin pies ni cabeza. Como están acostumbrados a hacer este procedimiento sin que nadie los cuestione, en mi caso, lo han pensado mejor, han hecho hasta lo imposible por buscar apariencia de legalidad, relacionarme de alguna forma con, por ejemplo, este testigo falso que ya te hablé, pero saben que no es suficiente, a ellos mismos les resulta difícil de creérselo.

¿Luego, esa imagen que los militares y su sumiso aparato cultural quieren vender en la figura y obra de Leonardo Padura y otros, acerca de que, digamos, a nadie se le reprime en la isla por lo que escriba, es absolutamente falsa?
Aquí se acepta a varios escritores, escogidos por su relevancia internacional, que publiquen, pero todo a través de la literatura. Les soportan que en algunas entrevistas sean críticos con los problemas sociales, el órgano represivo finge ser tolerante; pero nunca muy directos. Jamás han aceptado que sean críticos con Fidel Castro. Ellos tampoco lo han hecho. Hay una frase muy conocida por los cubanos que lo explica mejor: “Juega con la cadena pero jamás con el mono”. A Pedro Juan Gutiérrez, que ni siquiera se mete abiertamente con el Estado, sólo que su literatura es una descripción profunda de los problemas sociales, no les publican sus novelas más conocidas y polémicas como Trilogía Sucia de La Habana o El Rey de La Habana.

¿Cuál es ahora mismo su situación dentro de la isla, cómo se siente?
Mi situación es ambigua, llevo dos años de citación en citación a las unidades policiales. Me detienen cada vez que no les gusta un post. El año pasado me detuvieron por atropellar con mi auto a un menor en la vía pública, casualmente era el 25 de julio, el día antes del discurso de Raúl Castro por el 26 de julio, su día histórico más importante, y su mayor fracaso, es lo único que Fidel Castro siempre ha hecho: de su derrota, una victoria; porque nunca supo perder, nunca supo escuchar que no tenía la razón. Pero bueno, este no es el tema. Lo cierto es que me retuvieron en la unidad policial hasta el siguiente día en que se acabó el discurso oficial, entonces se presentaron en la estación de policía dos agentes de la Seguridad del Estado y me liberaron sin aclarar nada. Sólo me dijeron que me marchara.

¿Cree que, por ejemplo, que una figura como Pablo Milanés, o el mismo Padura, sería capaz de encabezar una recogida de firmas a su favor?
No los pondría en ese aprieto, tampoco a los que les gustaría firmar y no podrían hacerlo por temor a represalias. Me conformo con las firmas de los que ya son libres. De todas formas, los dejo a su conciencia. En el caso de Padura, nosotros íbamos a Puerto Rico al "Festival de la Palabra", en esos días, después de siete meses ensayando con sus acusaciones, una oficial que trabaja directamente con el Ministro del Interior, se presentó en la unidad policial para que se me impusiera una fianza. Con eso impidieron mi presencia en el Festival. Los organizadores del Festival idearon hacer una declaración para exigir justicia y dar a conocer su apoyo a mi persona como intelectual latinoamericano, y Padura les hizo cambiar de opinión. Les dijo que era mejor esperar. Quizá él tenía otra versión del asunto, aunque yo le expliqué por teléfono antes de la partida. En cuanto a Pablo Milanés, recuerdo que cuando él cantaba en la “Plaza Antiimperialista”, algunos artistas y blogueros aprovecharon para exigir justicia por Gorki Águila, por lo que fueron golpeados y apresados, y, que yo sepa, él nunca se pronunció al respecto, a pesar de la repercusión que tuvo por los medios de prensa independientes e internacional. Así que no sé qué decirte en cuanto a sus posturas. Lo que sí puedo asegurarte que por ellos u otros artistas que sean atropellados sus derechos, o físicamente, mi firma estará entre las primeras.

¿Cómo vislumbra el final de juego en la isla: pacto de socios o explosión social?
Creo que “Pacto de socios”, aunque en mi opinión personal prefiero la explosión social. Sé que eso conlleva a un alto sacrificio, quizá, casi seguro, que tendrá un costo de vidas humanas. Y a eso es lo que los cubanos le temen, como es lógico. De todas formas, desde hace mucho tiempo el silencio tiene un costo de vidas, quizá mayor, si luego comparamos. Habría que contar desde los primeros opositores como Pedro Luis Boitel, los que murieron en los campos de concentración UMAP, te aseguro que es una lista extensa. Hoy día la gente se muere de enfermedades y ni nos enteramos, y te lo digo yo que vivo al lado de un hospital materno. Quizá yo sea uno de esos llamados “daños colaterales”, o directo. Claro, si me dejan hacer un guión con seguridad podría escribirlo y sería ideal, pero eso en la vida ocurre poco, menos coincide en los hechos de aborto al poder.
Que los Castro se retiren con vida de la vida política, es poco probable, aunque lo deseen ellos mismos, porque cómo podrían controlar que luego no los juzguen por sus delitos de sangre, y por todo el dinero que ha sacado del país y que ha malgastado.
Recibe mi abrazo y agradecimiento por tu preocupación y solidaridad contra la injusticia que el Gobierno cubano acostumbra a jercer contra aquellos que osan enfrenarlos. De todas formas estoy resuelto a continuar oponiéndome y a recibir sus ataques, y lo que sí te puedo garantizar es que no voy a cejar. Quien habla por mí y me hace actuar es mi conciencia y mis sentimientos.

3 comentarios:

Puti Armienne dijo...

Te están fabricando una causa sin lugar a dudas.
Firmo por tu libertad.

Anónimo dijo...

Ya sé que tu lucha es la de David contra Goliat, pero no te rindas ante las barbaridades que comete a diario la mafia castrista, porque no sólo estás luchando por tu libertad individual, sino también por la dignidad humana. Resiste, que más temprano que tarde se hará justicia. Cuenta con mi voz para apoyar tu causa. Los que te conocemos sabemos que vales tanto o más como hombre que como escritor.
Ondina León

Anónimo dijo...

alguien me puede decir donde puedo comprar los libros de angel? gracias.